Return to site

¿Cuándo Ir o No Ir a la Universidad? Esa es la Pregunta...

por Daniel Herbruger

La mejor inversión es en tu educación dice la sabiduría popular. Sin embargo, como cualquier inversión, hay variables que dan un mejor o peor rendimiento.

La mejor inversión no es en tu educación per-se; es en tu formación como persona y esto incluye un aspecto de académico. Todos conocemos genios en la quiebra.

Aquí 5 consideraciones para hacer una mejor decisión sobre tu inversión:

1. Ten una conversación contigo mismo

Antes de seleccionar tu carrera o posgrado pregúntate, ¿qué intereses y habilidades tienes que podrían ser afianzadas con tu tiempo universitario?

Haz oídos sordos a la enseñanza de ¨obtén cualquier título pero obtén un título¨; eso es como decir compra tierra donde sea pero compra tierra.

Siendo estas dos inversiones grandes tu decisión merece un poco más de objetividad y no mitología.

2. Estudia el estereotipo de no fue a la u y es un éxito

Si bien en la era de Zuckerberg (Fundador de Facebook) y Steve Jobs (Apple) es fácil usarlos como ejemplo de por qué no ir a la universidad, pocas personas estudian la biografía de estas personas para darse cuenta que si bien no usaron el camino tradicional para el éxito, si hicieron una serie de sacrificios que pocos están dispuestos a imitar. Investiga y actúa.

3. ¡Ve al gimnasio porque ya hay parqueo!

Vamos por febrero y si te haz dado cuenta ya hay parqueo en el gimnasio.

La universidad es como ir al gimnasio. El inscribirte y llegar físicamente no te da resultados. El inscribirte, llegar y sacarle el jugo te saca el six pack profesional y académico.

Si entiendes esto visceralmente le vas a sacar mayor provecho a tu inversión.

4. Haz contactos y ve que siempre estás siendo visto

En un mundo donde toda la información esta en linea, incluyendo cualquier cátedra que vas a tomar en una universidad local (hoy en día puedes tomar cursos en MIT de forma virtual), ¿Cuál es el valor de ir a un centro de estudios?

Las conexiones que puedas forjar.

Las mejores oportunidades laborales se le dan a personas por medio de personas. Nutre relaciones con antelación a la graduación.

No hagas tu tiempo universitario una secundaria extendida ya que lejos de abrirte puertas te las vas a cerrar. Recuerda que siempre hay alguien viendo y tus acciones van a ser la llave que abra puertas o el candado que las cierre.

5. Investiga el retorno sobre la inversión

¿Cuál es el potencial de ingresos con la profesión que quieres seguir y qué tiempo de madurez tiene? Por ejemplo, si bien los doctores tienen un potencial de ingresos tremendo, el tiempo de madurez es de décadas. ¿Estás dispuesto a aguantar esa espera?

Ve a por lo menos 10 empresas que crees serían un buen lugar para trabajar y averigua los ingresos promedio en base a la educación que quieres. Platica con por lo menos 5 profesionales sobre la trayectoria salarial.

Igual que las propiedades, el mayor daño que las personas se hacen a si mismas es meter dinero a ojos cerrados. La decisión universitaria no es la excepción.

BONO:

6. Si eres padre…

Y tus hijos tienen menos de 10 años, es tiempo de comenzar a ahorrar para el fondo universitario si quieres que vayan.


Si ya tienen 15, explorar al menos 10 formas de llegar al mismo objetivo. Hay tantas universidades en el mundo que limitar tu decisión a un solo capricho le hace daño a la persona que más quieres ayudar.

All Posts
×

Almost done…

We just sent you an email. Please click the link in the email to confirm your subscription!

OKSubscriptions powered by Strikingly