Return to site

¿Cómo Ahorrar en el Super de esta Semana?

por Daniel Herbruger

Ir al supermercado a hacer las compras de la semana es uno de los gastos más sutiles que impactan tu bienestar financiero ya que comer es parte de sobrevivir. Sin embargo, existen hábitos de compra que reducen el gasto innecesario e incrementan la calidad y nutrición de tus alimentos.

Aquí te comparto 8 acciones para probar esta semana:

1. No vayas en la noche o cansado

De acuerdo con Charles Duhigg, autor del libro El Poder del Hábito, nuestra fuerza de voluntad es más fuerte por la mañana cuando no hemos enfrentado decenas de decisiones y tensiones.

Ya cuando es de noche o estamos cansados tendemos a agarrar más comida chatarra o por simple gusto que cuando estamos en nuestro mejor momento.

Depaso vas a encontrar menos colas y notar que menos personas van de prisa.

2. Has una lista

La tradicional lista no es un consejo de abuelas; es un salva-ruinas que permite que tu gasto en el super sea intencional y ahorres tiempo. Si tienes que parar en cada estantería a tratar de acordarte qué tienes que llevar estás perdiendo tiempo y dinero.

3. No llegues a la caja sin saber cuánto debes

¿Te recuerdas cuando alguna vez las carretas tenían una calculadora? Si bien esa iteración de un supermercado local en Guatemala duró poco tiempo, el ejercicio es trascendental para tus finanzas.

Antes de salir de casa decide cuánto vas a gastar en el super y para esto tú decides; puedes gastar desde $20 hasta $1,000 dependiendo de tus posibilidades.

Al llegar al super asegurate de ir sumando cada articulo que vas agregando a la carreta para no tener que decidir dejar cosas en la cola de la caja cuando tienes gente atrás ya que por pena te vas parar llevando artículos. Es mejor saber el costo de tu cuenta de super antes de llegar a la caja ya que aun puedes redireccionar los productos, dejando o intercambiando algunos.

4. Ser realista y compra tu antojito

Uno de los grandes destructores del presupuesto de comida es cuando te perjuras que no vas a comer tal gustito y por ello no lo compras en el supermercado pero lo terminas comprando en la calle donde te cuesta el triple. Para mi el comprar mi helado Hagen Das semanal me sale mucho más barato por porción que comprar un helado de menor calidad en la calle durante la semana porque cedo al antojo.

5. Has los menús de la semana

Como lo hacia tu abuela y tu mamá, asegurarte de saber qué comida vas a preparar cada día y qué ingredientes se pueden usar en diferentes platos. Esto te permite variar tu paladar y ahorrar dándote cuenta que incluso un plato de lomito te sale más barato hecho en casa que una comida chatarra en combo en la calle.

6. Ve solo una vez a la semana

Debido a que tu mejor inversión es tu crecimiento personal y profesional, no dediques tu valioso tiempo a ir al super varias veces durante la semana ya que cada parada implica por lo menos una hora si incluyes buscada de parqueo, colas y regreso. Este ejercicio de ir solo una vez por semana te va a forzar a refinar tu lista y presupuesto para no hacer gastos hormiga durante la semana.

7. Ten cuidado con las ofertas

Con frecuencia llegas al super y sales con algo solo porque estaba en oferta. La realidad es que a menos que haya sido algo que tenías planeado comprar que estaba escrito en tu lista, esta oferta se convierte en una perdida ya que caiste en gastar en algo de manera impulsiva.

8. Ve con la panza llena

Por último y más importante no olvides ir bien comido al super, preferiblemente una comida saludable y balanceada que no despierte tu hormona del hambre por más calorías sin valor nutricional. Un estomago lleno permite un cerebro sereno y objetivo. El que más gasta en el super es el que más hambre tiene…

All Posts
×

Almost done…

We just sent you an email. Please click the link in the email to confirm your subscription!

OK